¿Deberíamos darle a la IA una conciencia humana?

Sad Robot AI Conscience Concept


El libro de la Dra. Eve Poole “Robot Souls” explora el concepto de integrar el “código basura” (características como las emociones y el libre albedrío) en los sistemas de IA. Ella ofrece esto como una solución a los dilemas éticos de la IA, argumentando que estos rasgos humanos son cruciales para la supervivencia de la sociedad y deben integrarse en el desarrollo de la IA para una automatización ética y alineada con los valores.

Los seres humanos han retenido lo mejor de la inteligencia humana para informar a la IA, con la esperanza de crear máquinas perfectas, pero ¿podrían las fallas que hemos omitido ser las piezas faltantes necesarias para garantizar que los robots no se vuelvan deshonestos?

La sociedad moderna se basa inherentemente en sistemas automatizados e inteligencia artificial. Está integrado en nuestras rutinas diarias y no muestra signos de desaceleración, de hecho, el uso de asistencia robótica y automatizada está en constante aumento.

Un uso tan generalizado de la IA enfrenta a los tecnólogos y desarrolladores con dos dilemas éticos: ¿cómo construir robots que se comporten de acuerdo con nuestros valores y cómo evitar que se vuelvan deshonestos?

Un autor sugiere que una opción que no se está explorando lo suficiente es codificar más humanidad en los robots, dotándolos de rasgos como la empatía y la compasión.

¿Es la humanidad la respuesta?

En un nuevo libro titulado almas robóticasEn agosto, la escritora y académica Dra. Eve Poole OBE explora la idea de que la solución al enigma de la sociedad sobre cómo garantizar que la IA sea ética radica en la naturaleza humana.

Ella argumenta que en su búsqueda de la perfección, los humanos han eliminado el “código basura”, incluidas las emociones, el libre albedrío y un sentido de propósito.

Ella dijo: “Es esta basura la que está en el corazón de la humanidad. Nuestro código no deseado se compone de emociones humanas, nuestra propensión al error, nuestra tendencia a contar historias, nuestro extraño sexto sentido, nuestra capacidad para lidiar con la incertidumbre, un sentido inquebrantable de nuestro propio libre albedrío y nuestra capacidad para ver significado en el mundo que nos rodea.

“Este código basura es realmente vital para el florecimiento humano, porque detrás de todas estas propiedades extravagantes y extravagantes hay un intento coordinado de mantener nuestra especies seguro. Juntos actúan como una gama de potenciadores con un tema común: nos mantienen en la comunidad para que la seguridad se brinde en números. »

Almas robóticas

A medida que la IA asume cada vez más roles de toma de decisiones en nuestra vida diaria, junto con las crecientes preocupaciones sobre el sesgo y la discriminación en la IA, el Dr. Poole dice que la respuesta puede estar en lo que intentamos eliminar con las máquinas autónomas en primer lugar.

Ella dijo: “Si podemos descifrar este código, la parte que nos hace querer sobrevivir y prosperar juntos como especie, podemos compartirlo con las máquinas. Dales para todos los efectos un “alma”.

En el nuevo libro, Poole sugiere una serie de pasos a seguir para que esto sea una realidad, incluido aceptar un proceso regulatorio riguroso y una prohibición inmediata de las armas autónomas, así como un régimen de licencias con reglas que reservan cualquier decisión final sobre la vida o la muerte de un ser humano a otro ser humano.

Ella argumenta que también deberíamos acordar los criterios para la personalidad jurídica y una hoja de ruta para Al en este sentido.

El avión humano

“Debido a que los humanos son imperfectos, ignoramos muchas características cuando construimos la IA”, dice Poole. “Se asumió que los robots con características como emociones e intuición, que cometen errores y buscan significado y propósito, no funcionarían tan bien.

“Pero teniendo en cuenta por qué todas estas propiedades irracionales están ahí, parece que emergen del código fuente del alma. Porque en realidad es este código ‘basura’ el que nos hace humanos y promueve el tipo de altruismo recíproco que mantiene a la humanidad viva y próspera.

Almas robóticas examina los desarrollos en IA y revisa el surgimiento de las ideas de conciencia y alma.

Él coloca nuestro “código basura” en este contexto y argumenta que es hora de traer este código a primer plano y usarlo para renovar la forma en que programamos la IA.

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *